El rebelde con causa

El Informador, jueves 31 de enero, 2008.

Desde hace tiempo que la actitud del «camisa-roja-Chávez» ha sido políticamente incorrecta: pendenciero y más hablador que cojo, ha rebasado las fronteras de la diplomacia y jamás le ha hecho caso a esa buena conseja juarista en donde sabemos que se logra la paz cuando hay respeto al derecho ajeno. Chávez —como Fidel en sus buenos tiempos— utiliza el micrófono sin límite de tiempo, horas y más horas, para ofender, contar chistes (malos) y comportarse como un rebelde con causa.

La semana pasada se llevó a cabo la VI Reunión de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), donde subrayó con toda la intensidad de su alma —como dijo—, que se trataba de «un espacio geo-económico, geopolítico, social, cultural e ideológico en construcción».

Durante esta reunión se creó el Banco ALBA con mil millones de dólares y de inmediato les propuso que los países miembros (Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Dominica) retiraran sus fondos de los EUA por el «agravamiento de la situación crítica de su economía», y porque utilizan «el perverso expediente del tráfico de drogas para descalificar la gestión de los gobiernos progresistas y revolucionarios de América Latina», como quedó establecido en el documento final de esa reunión maratónica de nueve horas.

El «camisa-roja-Chávez» es capaz de perder todo con tal de hacer un chiste (malo) o una broma (pesada) y así sucedió cuando quiso enfatizar su amor bolivariano y trató de darle su apoyo Evo Morales, el presidente de Bolivia quien fuera el máximo dirigente de la federación de campesinos cocaleros que se resistía a los planes gubernamentales para la erradicación del cultivo de la hoja de coca, argumentando que la coca es parte de la cultura ancestral de los indígenas aymaras. En medio de esta reunión —digamos bancaria—, en la declaración especial en apoyo al gobierno de Bolivia, se paseó por el presidium sobando entre sus manos unas verdes hojas de coca diciendo que esa era «una planta divina», muy nuestra, muy latina, antes de acusar a los EUA de querer erradicar los plantíos.

El banco ALBA estará «sometido a definiciones políticas y no a definiciones económicas y financieras», dijo Rafael Isea, y el banco se contrapone al FMI y el Banco Mundial (BM) que tienen «mecanismos financieros de dominación y sometimiento de nuestros pueblos y por eso estamos rompiendo este mecanismo del capitalismo global pues, el banco ALBA será un instrumento político para el desarrollo social y económico y esto, lo decimos sin complejos».

Chávez anunció que Fidel Castro mandó a decir que ya tiene listo su aporte…, cosa que no sabía Carlos Lage, el vicepresidente de Cuba que asistió a la cumbre. El que haya un banco alternativo no está mal, pero que las finanzas estén en manos de Chávez es preocupante, pues al camisa-roja-ahora-banquero sólo provoca abiertamente y amenaza a aquellos que no estén con él, siguiendo los principios dictatoriales, cuyo eco, hace que vuelva a retemblar en sus centros la tierra.