Visita en campaña

El Informador, jueves 3 de julio, 2008.

Faltan cuatro meses para el cierre de campaña en los Estados Unidos cuando van a seleccionar al próximo presidente de ese país. Por lo pronto, nos interesa saber cuáles son las diferencias que hay entre las estrategias del republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, en relación a México y, sobre todo, saber si puede haber un cierto paralelismo con nuestras necesidades y nuestra visión, como puede ser el TLC, la migración, la lucha contra el narcotráfico y las inversiones directas o aquello que puedan discurrir para acelerar nuestro desarrollo y que logremos un mejor nivel de vida.

«Tenemos que dar seguridad a nuestras fronteras —fue el mensaje de McCain— pero, debemos también aprobar un programa de trabajadores temporales que sea verificable y temporal. Hay que aceptar que hay 12 millones de personas que están aquí ilegalmente... y que deben ser tratados de manera humana». En cambio el señor Obama declaró que «el muro no es la única solución del problema. Puede que haya áreas en la frontera en que las barreras tengan sentido, pero lo más importante para nosotros es tener mejores patrulleros, mejor vigilancia y que las fronteras virtuales funcionen eficazmente». Dos posiciones diferentes.

John McCain ha demostrado tener mayor interés por México y por eso ha venido para conocer y hablar en primera persona con el presidente Calderón, lo cual habla del interés de este candidato para acercarse con sus vecinos del Sur y tomar el pulso de la situación para que después pueda confirmar las propuestas que le servirán en su campaña y que ojala nos satisfagan, como resolver esto de los indocumentados y el apoyo en contra de la lucha en contra del crimen organizado y el narcotráfico.

Por parte de Obama, lo único que se sabe es esto que dijo, además de que no está muy conforme con el TLC y que desea «revisarlo», tal vez para quedar bien con los sindicatos —¿amenzados por el TLC?— para ganar su voto, tal como amenazó cuando hacía campaña contra Hillary. Hasta ahora no hemos visto cambio alguno de actitud, aunque dice que en esos momentos se calientan las discusiones y que ahora es tiempo para reflexionar sobre lo dicho. Bueno, no estaría mal que una vez que lo haya reflexionado, conozcamos cuál es su actitud frente a estos temas.

El hecho es que McCain muestra su interés y es más claro. El día de hoy estará en México, después de haber estado con su otro vecino en Canadá y con Colombia y salta a la vista la actitud de McCain cuando dice que habría que reforzar el Tratado y no revisarlo, como es la actitud de Obama.

La visita de McCain confirma su interés y el efecto que tenga en noviembre será con los votos de los hispanos que son entre el 8 y el 10% del voto total. McCain muestra, mejor que su competidor, que es posible acercarse para encontrar una mejor manera de trabajar juntos.