Cartelera del FIC en la ciudad de Mexico

Don Juan con L’Eventail; Cañambú con la Camerata Romeu
El Financiero, lunes 13 de octubre, 2008.


El pasado miércoles se inauguró el 36 Festival Internacional Cervantino en la ciudad de Guanajuato con Cataluña y Campeche como invitados de honor. El festival tiene una cartelera desenfrenada y buenísima, aunque cargada un poco a la música, por aquello de que su director, Gerardo Kleinburg, es un declarado melómano. Habrá teatro, danza, música y artes escénicas, entre otras actividades que nos ofrecen durante las próximas tres semanas de octubre tanto en la ciudad de Guanajuato, como los ocho grupos que, por fortuna, hacen escala en la ciudad de México, pues aunque el viaje a Guanajuato se hace obligatorio, algunos hoteleros no les ha caído el veinte de que hay que mejorar el servicio y por otro lado, si llega a uno de los hoteles del centro de la ciudad, puede ser el infierno, pues han dejado que los jóvenes se posesionen, no tanto del festival, sino de las calles para emborracharse y gritar toda la noche. (Imagen: Camerata Romeu).

La semana pasada pudimos ver algo excepcional en la ciudad de México: la puesta en escena de La Orestíada con la compañía Deutsches Berlin Theatre, una obra escrita por Esquilo (525-456 a.E.), el creador de la tragedia griega, ahora en una puesta en escena espectacular, donde las exigencias de los actores es tremenda. Así como existen los deportes extremos, en esta compañía existe «actuación extrema» y toda esa energía que requieren para estar en escena, la logran transmitir sin que se pierda, como pudo haber sido en esta obra, una sola gota de sangre. ¡Fantástica! Una puesta en escena difícil de olvidar, puesta con un respeto tal por los textos originales que pocas veces lo ve uno.

Este lunes 13, en el Teatro de las Artes del CNA, estará la adaptación de Don Juan de Tirso de Molina con la coreógrafa Marie-Genevieve Massé con su compañía de danza L’Eventail, quien rescata la técnica y los movimientos dancísticos del barroco francés para conjugarlos con su propio discurso, adaptando el baile clásico, con la danza creada en 1761 en Austria.

Don Juan es una obra de teatro escrita por Tirso de Molina —como se hizo llamar el fraile Gabriel Téllez, (1583-1645)— y se trata de un personaje arquetípico que es parte de la literatura española y que tiene una larga descendencia en Europa. Este arquetipo del siglo XVI ha sido utilizado por otros artistas: Molière en su Don Juan, (1665); Samuel Richardson y el libertino de Lovelace en Clarisa Harlowe; Lorenzo da Ponte, en la ópera Don Giovanni (1787) de Mozart; Choderlos de Laclos con el libertino vizconde de Valmont en Las amistades peligrosas (1782). Por eso creo, que no estaría de más ver la versión coreográfica de Marie-Genevieve Massé y su Don Juan o el convidado de piedra.

También podremos disfrutar de la música interpretada por la cubana Zenaida Romeu quien en 1993 decidió formar su orquesta de cámara bajo el auspicio de la Fundación Pablo Milanés, reuniendo a un grupo de músicos, cada uno de ellos un especialista en la interpretación de música cubana y latinoamericana, quien ahora ha sido invitada por el 36 Festival Internacional Cervantino como la Camerata Romeu quien interpretará obras de los cubanos Fariñas, García Caturla, Brouwer y López Gavilán y algunas piezas latinoamericanas de Astor Piazolla (argentino) o de nuestro amigo mexicano, el compositor Eduardo Gamboa; además de algunas piezas de Egberto Gismonti (brasileño) y Arturo Márquez (mexicano). Estará en el Teatro de la Ciudad de México (Donceles 36 en el Centro Histórico, mañana martes 14 de octubre, a las 20:30 horas). Ese día podremos volver a disfrutar la obra Cañambú de Eduardo Gamboa, una obra que está hecha libremente sobre la estructura tradicional del danzón cubano, con sus dos grandes secciones que coinciden con la forma clásica del Rondó seguido por el Montuno, que es un Son, en donde pueden exponerse nuevos temas y hay espacio para algunos solos con diversos instrumentos.

Eduardo Gamboa me comentó sobre esta orquesta lo siguiente: «no hay duda que la Camerata Romeu interpreta mi pieza tal como la soñé que fuera ejecutada. Nadie ha interpretado una mejor versión de Cañambú que la orquesta de Zenaida Romeu. Tienen una técnica depurada y una sensibilidad enorme estas mujeres de la Camerata —porque sabrás que ¡todas son mujeres!— y es, sin duda, uno de los mejores grupos de cámara del mundo que, además, ¡tocan todo de memoria!, y, en algunas piezas cantan y bailan, maravillosamente.»

También estará el 23, 24 y 25 de octubre en el Teatro Julio Castillo la versión de Hamlet con la compañía lituana de Meno Fortas —o la fortaleza del arte— una compañía que tiene dentro de su repertorio El Cantar de los Cantares, el Fausto, de Goethe; Las Estaciones, de Donelaitis y la trilogía de Shakespeare con Hamlet, Macbeth y Otelo. ¡Qué gusto poder ver esta versión de Hamlet! Los montajes de este director se caracterizan por sus acompañamientos musicales, la danza y el empleo de sustancias naturales, como el agua, el viento o el fuego. ¡Listos, pues!