Premio por hipotecas verdes

El Informador, martes 15 de septiembre, 2009.

Hay que reconocer que desde hace una década, desde que llegó Víctor Borrás a dirigir el INFONAVIT se dedicó primero a arreglar las cosas que tienen que ver con la vivienda popular y luego, sin parafernalia alguna ha estado promoviendo aquello que conviene tanto para lograr unos objetivos que nunca antes se hubieran podido imaginar, como es la construcción de 6 millones de casas en lo que va de este sexenio y ahora que tengan el kit ecológico para que se integren a esa visión que abarca la sustentabilidad y el beneficio del comprador que con eso ahorrará en sus gastos corrientes de luz y agua y se mejorará el medio ambiente, disminuyendo las emisiones de carbono.

Se llevó a cabo el Primer Foro Internacional de Vivienda Sustentable organizada por ese instituto que se fijó un objetivo a corto plazo: lograr que la hipoteca y la vivienda verde se conviertan en un estándar en este mercado. Por esta acción contundente, la comunidad internacional ha reconocido la visión y las estrategias de ese instituto y lo considera ejemplar y único en el mundo. Por eso, ahora que Calderón va a la ciudad de Nueva York para asistir a la Cumbre del G-20, recibirá a nombre de los mexicanos y, desde luego, del INFONAVIT, un premio internacional por los programas de vivienda sustentable y la Hipoteca Verde, tal como lo comentó el Presidente en su intervención del pasado 10 de septiembre en ese Foro Internacional.

Resulta que, al mismo tiempo que han logrado ampliar las opciones de financiamiento para la compra y construcción de la vivienda popular, durante este sexenio, a pesar de la crisis económica que ha habido y de la crisis de crédito a nivel internacional, se construirán más de 6 millones de viviendas en México, cifra que no se lograba desde hace mucho tiempo. Ya en estos tres primeros tres años del gobierno de Calderón se han construido más de 3 millones de viviendas, así que, la meta fijada es factible alcanzarla.

Víctor Borrás ha sabido darle a instituto una nueva visión: impulsar la construcción de casas diseñadas y construidas de manera sustentable en donde el kit ambiental consiste en instalar celdas solares para el calentamiento del agua y la generación de luz y, sistemas de reducción en el uso del agua, entre otras cosas.

La zanahoria para los constructores de este tipo de vivienda es que tendrán prioridad en los créditos y subsidios las construcciones con estas características y serán las que reciban su apoyo. Para julio del año que el 100% de los apoyos serán únicamente para este tipo de vivienda y los constructores lo han aceptado sin mayores problemas.

Los beneficios de este programa tienen que ver con el deseo de mejorar la calidad de vida en la base de la pirámide y el de poder dejar a las nuevas generaciones un país en donde puedan vivir mejor, una vez que la industria encuentre ese balance entre la competitividad y lo sustentable.