Dos conciertos dos

El Universal, La Guía del Ocio, viernes 13 de noviembre, 2009.

(Fotografía: Alondra de la Parra).
NOTA DE ÚLTIMA HORA. México D.F., 12 de noviembre, 2009.- Por razones de fuerza mayor, Alondra de la Parra canceló su visita a México. Con esta noticia tuve que corregir la nota y más que dos estrellas -como lo había titulado-, ahora sólo son Dos conciertos dos como en las corridas de toros.

La Filarmónica de la UNAM interpretará, el sábado por la noche y el domingo al mediodía, el Concierto para clarinete de Mozart con el solista Alberto Álvarez, en un concierto que, hasta hoy —como dice Bernhard Paumgartner—, no ha surgido ninguna otra obra que se ajuste a la esencia de ese cálido instrumento que, desde el inicio, y luego del diálogo con la orquesta, pasa con celestial ternura a la alegre animación del rondó final que se adhiere a una especie de melancólica sabiduría en donde se glorifica a la belleza con su melodía, expresando así la alegría de vivir y una especie de conciencia de lo efímero de nuestra vida.

Cada vez que puedo, sugiero que escuchemos a Mozart, sí, una y otra vez, siempre, toda la vida y, como parte de esta propuesta, hay en particular dos verdaderas joyas: el Concierto para clarinete en La mayor (K. 622) compuesto, a principios de 1791, el mismo año que muere Mozart, para su amigo Antón Stadler, virtuoso de ese instrumento que tenía una gran capacidad expresiva y, dos, la otra joya de esta corona, el Ave verum corpus, una cantata de unos cinco minutos donde expresa, musicalmente hablando, el momento en que expira Cristo clavado en la cruz.

El Concierto de clarinete lo compuso el mismo año que estrenó La Flauta mágica (K. 620) y que no pudo terminar su Réquiem (K. 626), un año de contrastes entre el éxito de La flauta, las deudas y la enfermedad. Tal vez por eso expresa con el clarinete, sin mucha algarabía, cómo puede uno caminar entre la felicidad del momento como a veces se nos da en esta vida y el gran final, cuando sabemos que lo demás, es silencio.

Cuando la OFUNAM termine de dirigir este concierto, interpretarán el Homenaje a Federico García Lorca, el poeta del Verde que te quiero verde. Verde viento. Verdes ramas. El barco sobre la mar y el caballo en la montaña..., un homenaje compuesto por Silvestre Revueltas.

Esta es, pues, uno de los conciertos que brillarán este fin de semana en donde también tendremos la oportunidad de escuchar a la orquesta de cámara Britten Sinfonia que viene a tocar en la misma Sala Nezahuacóyotl, el domingo 15 pero a las 18:00 horas, el Concierto para clave no. 5 de Juan Sebastián Bach para brincar a la modernidad con una obra compuesta por dos de las integrantes de esa orquesta, Joanna Rowland y su tocaya, Joanna MacGregor su Forlorn hope fancy, Mr. Dowland’s midnight y Can she excuse y, para interpretar también el Concierto en re de Stravinsky, la Milonga del Ángel, entre otras obras de Piazzolla que traerá a colación ese recuerdo brumoso del viejo Buenos Aires y los sentimientos que hay detrás de sus lamentos, abriendo así el abanico del tiempo para recorrer, en una sentada, varios siglos de la historia de la música.

La Britten Sinfonia es una orquesta que ha ganado varios premios y ha logrado tener un prestigio bien ganado por tener a una pianista como es Joanna MacGregor, quien estuvo el año pasado en el Festival Internacional de Música de Morelia.

Ahora, seremos nosotros los que podremos juzgar su calidad cuando escuchemos el concierto de Bach que nos permitirá saborear la división que hace de la melodía entre los diferentes instrumentos, como los eslabones de una cadena o los planos que conforman el volumen musical.

Este es un fin de semana donde podremos salir para admirar a dos orquestas de nuestro firmamento musical como es la OFUNAM y, la tarde del domingo la Britten Sinfonía, dos orquestas y dos conciertos de primera magnitud que sería deseable oírlas en primera persona.