Sentirse libres, aunque cueste la vida

El Informador, jueves 14 de enero, 2010.


(Elina Garanca como Carmen en la ópera de Georges Bizet). Sentirse libres, lograr la independencia y vivir con la sensación de que no estamos con las manos atadas, ni mucho menos que permitimos nos usen como objetos, es más que suficiente para organizar una revuelta o una guerra civil.

Carmen es una trabajadora de la fábrica de tabaco que hace lo imposible para sentirse que es libre, Por eso es capaz de seducir a quien se le ponga por enfrente para creer que vuela como pájaro, aunque le cueste la vida.

La intolerancia, los celos y el deseo de controlarla le hicieron perder el juicio a don José, el soldado que acepta dejarla libre —aunque le cueste la chamba— para luego tratar de cobrarse con su entrega, pero ella busca la libertad y él termina de rodillas, a la entrada de la plaza de toros, doblegado, después de haberla herido de muerte quejándose: ¡Ah! ¡Carmen! ¡Mi adorada Carmen!

La sexualidad es el arma que utiliza Carmen para mover el mundo y sentir que vive en libertad. Por eso, cuando canta que el amor es como un pájaro rebelde, que nadie puede capturar y que lo llaman en vano, si le conviene negarse... o cuando se trata del amor y nos dice que es como los gitanos que no conocen las leyes y si tú no me amas, yo te amo, pero si yo te amo... ¡ten cuidado!, defendiéndose para no pertenecer a nadie hasta el fin de sus días, mientras disfrutamos ver cómo una mujer busca y se defiende con todo lo que puede.

La mala suerte fue el destino de George Bizet que murió a principios de 1875, semanas después de su malogrado estreno de Carmen en París. Hoy, es una de las óperas más populares del repertorio y parece que todo mundo ya conoce la apasionada historia de esta mujer y los celos de don José de tal manera que tarareamos la marcha del Toreador o cantamos la Habanera, esbozando una sonrisa cuando Carmen insiste que el amor —y su vida— es como un pájaro rebelde, L’amour est un oiseau rebelle.

Este sábado podremos escuchar a Elina Garanca, la bella soprano, en el papel principal de la nueva versión del MET de Nueva York, producida por Richard Eyre a las 12:00 del día cuando se transmite en vivo y en directo en el Teatro Diana en Guadalajara y el Auditorio Nacional en la ciudad de México.

La idea de ser libres mueve las montañas y tienen la fuerza de los sueños, como le sucede a esta mujer desde que no se deja atrapar por don José ni por los guardias y que decide vivir mejor como un pájaro que nadie puede capturar, yendo por todos lados con los gitanos y los contrabandistas.

La libertad le cuesta la vida mientras su amante, el torero Escamillo, triunfa en la plaza y Carmen es herida de muerte por parte de un enloquecido don José que trató de poseerla como objeto, cuando nadie tiene derecho de hacerlo, menos con la pareja.