Un visionario del Internet-2

El Informador, martes 26 de enero, 2010.

( Carlos Casasús y Luis Gil Borja, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, firman convenio en mayo del 2009) La semana pasada, Teléfonos de México (Telmex) anunció que iniciaría el desarrollo y comercialización de Internet de banda ancha, lo cual nos da mucho gusto, aunque sea una década después que Carlos Casasús y un equipo de gente con talento y experiencia tuvo la visión clara de la importancia que significaba contar —desde entonces— con una red de alta velocidad y por eso inició en abril de 1999 conectando a siete universidades en una primera red, para intercambiar aplicaciones que manejan una gran cantidad de datos por segundo, entre sus colegas nacionales y extranjeros.

Para entonces, Casasús había dejado la presidencia de la COFETEL y estaba listo para impulsar esta idea. Para eso, formó la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet, A.C., (CUDI) o Internet-2 México, para empatarnos con el desarrollo y la investigación de las universidades en los Estados Unidos y luego en la Unión Europea, con esas tareas que requieren de velocidades de hasta 155 Megabits por segundo, como lograron tenerlo en el territorio nacional y que, de no haberlo hecho, nos hubiéramos quedado rezagados sin participar de las investigaciones de este siglo.

Hace once años que este hombre logró que Telmex fuese el asociado institucional y, tiempo después, que también Axtel (antes Avantel) lo fuese y con ellos, crecer de manera extraordinaria y pasar de tener siete universidades a las doscientas treinta y nueve como las que están conectadas a través de una red troncal con más de 8 mil kilómetros, en donde logran tener enlaces de esa capacidad y velocidad.

No cabe duda que la visión que tuvo Carlos Casasús es lo que ahora le permite a Telmex imaginar los beneficios y el potencial de aplicaciones que se pueden tener con un acceso de banda ancha como puede ser la transmisión en tiempo real y de alta definición de videos, como podría ser en medicina el poder ver esas operaciones complicadas que sirvan como ejemplo o que se puedan dirigir desde el consultorio o la sala de cirugía de los hospitales o el manejo los infinitos datos que masajean los astrónomos desde sus observatorios o la transmisión, con alta calidad, de conciertos de música en vivo.

CUDI implementó la Red Nacional de Impulso a la Banda Ancha (Red NIBA) y, desde diciembre del año pasado se han unido cuatro ciudades (México, Guadalajara, Monterrey y Juárez) y para este año podrán ser treinta y nueve las ciudades enlazadas a la red de CUDI para aumentar el tráfico e interactuar más eficientemente.

Integraron varias redes a nivel internacional con conectividad de Gigabits, por un lado entre la red de Internet-2 de los EUA y algunas universidades fronterizas. Con apoyo de la UE han conectado la red GEANT con las redes nacionales de catorce países de América Latina, con enlaces de 45 Megabits por segundo, impulsando así varios proyectos Latinoamericanos con Europa.

Una visión que desde hace una década era una realidad en las universidades y que ahora se puede convertir en realidad para los ciudadanos comunes y corrientes.