jueves, 14 de febrero de 2013

El burlador burlado: lujuria, traición y venganza


EL INFORMADOR, Tertulia del sábado 16 de febrero, 2013.
La estrella del Casino en Las Vegas, ese mujeriego irredimible.
Cuando una obra tiene éxito como lo ha tenido desde su estreno Rigoletto de Verdi es porque bien sabía este compositor a mantenernos al borde de nuestro asiento, pendientes de saber cómo se lleva a cabo una venganza en medio de u ambiente lujurioso y traicionero, como se lleva a cabo en la historia que originalmente escribió Víctor Hugo como El Rey se divierte que sucede en Mantua en el siglo XVI o como ahora decidió hacerlo Michael Mayer del MET y la transportó a Las Vegas en pleno siglo XX de tal manera que la pudiéramos conectar mejor en nuestra época, sin que perder eso que está implícito en el drama y que es universal, así como, para dejarnos llevar por el canto y la música de Verdi que nos hace sufrir más cuando nos enteramos de qué manera el burlador es castigado y resulta ser el burlado para que nos duela el alma.

La donna e mobile, qual piuma al vento… Sí, dice el burlador, la mujer cambia como cambia una pluma que cae con el viento: cambia lo que nos ha dicho y lo que ha pensado y, aunque parece que es amable y tiene ese bello rostro, nos engañan cuando llora o cuando ríe… La mujer cambia, sí, como la pluma al viento y ay de aquel que confíe en ellas y le entregue su corazón, aunque, por otro lado, no dejamos de sentirnos felices cuando podemos beber de su amor… sí… La donna e mobile, qual piuma al vento

El sábado 16 de febrero a las 12:00 horas transmitirán Rigoletto desde la Opera House del MET en Nueva York a las pantallas de Teatro Diana en donde el barítono Zeljko Lucic hace de Rigoletto —el bufón o ahora ese vago que ronda los casinos de Las Vegas bromeando bajo la sombra de la estrella y dueño del Casino con Piotr Beczala en escena, y así se nos empezará a fruncir el estómago cuando nos damos cuenta cómo es que se tiende el arco y la flecha está lista para salir disparada y clavarse en el corazón de Rigoletto, por andar burlándose de los ‘cornudos’ que la estrella de Las Vegas ha ofendido y que el burlador se aprovecha para darles la puntilla y con eso, provocar que se venguen de él, al tiempo que sobreprotege a Gilda, su inocente hija (Diana Damrau), a la que trata de alejarla lo más que puede del dueño del Casino y del perverso ambiente.

Pero las olas del mar inician su ciclo y vemos cómo van creciendo unas crestas que enormes le caerán a Rigoletto encima, después de haber puesto el dedo en la llaga a uno de los tantos maridos que han sido engañados, sin poder hacer algo contra el mujeriego y poderoso dueño del Casino en Las Vegas.

Gilda ha crecido en Las Vegas y es virgen en medio de esa vorágine del juego y el sexo o la prostitución como la que se lleva a cabo voluptuosamente en las Vegas. De pronto nos doblegamos con el drama que se va desplegando en medio de la lujuria, la traición y la venganza en donde el bufón del mujeriego irredimible que se ha burlado de sus víctimas, es una de ellas y el burlador es burlado justo con quien es su única razón de vivir. La donna e mobile…