jueves, 13 de junio de 2013

Conjurar la fuerza del destino

INFOSEL, Crónica cultural para el jueves 13 de junio, 2013.
Orquesta Sinfónica de Minería, lista para la temporada 2013.
La semana pasada anunciaron el programa para la temporada de la Orquesta Sinfónica de Minería 2013 misma que inicia con un Concierto de Gala el viernes 5 de julio (6 y 7). El anuncio lo hicieron Gerardo Suárez, Presidente de la Academia de Minería; Sergio Vela, asesor artístico y responsable de la programación; José Areán, director asociado y Carlos Miguel Prieto, director titular. 

‘Programar es un ejercicio en donde entran el juego algunas variables que hay que integrar para lograr, a fin de cuentas, un equilibrio’ —dijo Sergio Vela a propósito de ese esfuerzo que han hecho para que podamos escuchar los fines de semana de julio y agosto entre los dos conciertos de Gala y los siete del programa, algunas obras que nos sorprendan o que escuchemos con gusto.

‘El programa es propositivo, honesto y claro —dijo Carlos Miguel Prieto al final de la reunión—, pues trata de atender dos vertientes: las obras conocidas de algunos de los compositores que celebran su aniversario y que casi siempre son bien recibidas y, por otro lado, obras novedosas que tengan un significado especial, por ejemplo, el Gurrelider de Schoenberg’, una obra espectacular.

Se celebra el bicentenario de Giuseppe Verdi (1813-1901) y de Richard Wagner (1813-1883). Del primero interpretan, durante el Concierto de Gala, la Sinfonía de ‘La fuerza del destino’ cuyo leit motiv nos ha servido en tantas ocasiones para conjurar la fuerza del destino, sobre todo, si la tarareamos justo cuando tenemos la impresión de haber logrado el éxito y nos dan ganas de celebrar. Entonces nos viene a la cabeza la melodía interpretada por los chelos y contrabajos para que mentalmente la escuchemos y de esa manera conjuremos la fuerza irremediable y que no se nos olvide que casi siempre, cuando creemos que algo va bien, el destino aplica esa fuerza —como Verdi lo sabía— agazapada y que brinca como la liebre cuando menos lo esperamos. De esta manera se desvanece.

Habrá homenajes para los centenarios del inglés Benjamín Britten (1913-1976) y de su contemporáneo, el polaco Witold Lutoslawski (1913-1994): del primero escucharemos Cuatro interludios marinos y Passacaglia de Peter Grimes (13 y 14 de julio) y del polaco sus Juegos venecianos (17 y 18 de agosto).

De Wagner interpretarán La Obertura de ‘El holandés errante’ durante el tercer programa (20 y 21 de julio) y para lograr ese balance, vamos a escuchar —dirigidos por José Areán—, algo de música contemporánea como De aquí a la veleta de Javier Álvarez (1956-) y el Concierto para timbales y orquesta de Gabriela Ortiz, una obra que dicen tiene un gran fuerza rítmica, tal como lo podemos esperar, interpretada en esta ocasión por Gabriela Jiménez, la popular percusionista de la Orquesta Sinfónica de Minería.

Ya sin tanto escándalo como el que hubo el 29 de mayo de 1913 cuando Stravinski estrenó La consagración de la primavera en el Teatro de los Campos Elíseos con Pierre Monteux a la batuta, con tantos gritos y sombrerazos como los que hubo en el segundo acto que tuvieron que contener al público como en una manifestación callejera, ahora escucharemos esa versión con la Sinfónica de Minería bajo la batuta de Carlos Miguel Prieto.

Para asistir a todo esto, los abonos y boletos para los conciertos de gala ya están a la venta y, los de cada uno de los conciertos de la temporada estarán a partir del 5 de julio en las ventanillas de la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, donde se llevaran a cabo los conciertos.