Reflejos del espacio interior

EL INFORMADOR. Tertulia del sábado 17 de enero, 2015.

Simon Starling (1967-) es uno de los artistas más importantes del siglo XXI —como decía Patrick Charpenel, uno de los coleccionista más importantes de arte contemporáneo en nuestros días, miembro de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán y director de Fundación Jumex Arte Contemporáneo— y ahora vendrá a la ciudad de México para exponer en la Casa Luis Barragán Bowls & Plates y un nuevo proyecto fotográfico en el Museo Experimental el Eco. Las dos exposiciones se inauguran el próximo sábado 24 de enero.

Bowls & Plates o Tazones y platos se llama la exposición que fue curada por Abaseh Mirvali, experta en arte contemporáneo, formada por una serie de piezas inéditas realizadas in-situ y otras más, creadas con anterioridad, para establecer una conexión entre el pasado y el presente.

La exposición de la Casa Luis Barragán se pudo hacer gracias al apoyo de Catalina Corcuera, directora de esa casa, así como, de Karl Fritsch, Tane, Alfredo Ortega e hijos y el British Council México como parte de la agenda cultural del ‘Año Dual’, es decir, del Año de Reino Unido en México y de México en el Reino Unido que se la pactado para confirmar la buena relación que hay entre los dos países, realizando varios proyectos e iniciativas innovadoras, como es esta exposición, y de esta manera poder establecer una mejor y mayor colaboración en el futuro. Habrá varias actividades de uno y otro lado del Atlántico y así como en México se lleva a cabo esta exposición,  entre otras,  en Londres se llevará a cabo la Feria del Libro dedicada a México.

Lo que podremos ver en la Casa Barragán son unas piezas de plata diseñadas por el artista en colaboración con el platero Michael Steger quien, después de haber escaneado tres piezas de plata manera tridimensional, el artista las ha vuelto a formar —pasando de la realidad por su imagen y vuelta a otra realidad, sabiendo que son tres piezas provenientes de tres contextos diferentes en el espacio y el tiempo, para lograr, si es posible, que tengan la misma forma que tenía y con plata reciclada como lo hizo un tazón el arquitecto Barragán para que lo realizara el platero mexicano Alfredo Ortega en la década de los 50’s.

La exposición estará en el taller de la Casa Barragán cosa que le da un valor agregado, pues fue aquí donde el arquitecto jugó con varios objetos plateados, como son esas grandes esferas, espejo del espacio interior.

Si antes de ver la exposición de Starling en el taller entran por la casa a través del lobby —color de rosa sugerido por «Chucho» Reyes cuando Barragán construyó su casa—, van a ver reflejado en una esfera enorme y plateada colocada por el arquitecto en un rincón estratégico antes de pasar a la sala, el espacio interior deformado por la esfericidad para tener una visión del espacio por ver, poco antes de librar el biombo y dar la vuelta para descubrir, boquiabiertos, la doble altura y esa ventana de piso a techo que da al jardín para que se integre de manera natural al interior.


Plata y espejo, forma y volumen, realidad y reflejo, como si Simon Starling quisiera unir dos mundos en uno, por eso, dicen los expertos que ‘la obra comprende más que el objeto puro; ésta permite generar nuevas perspectivas que invitan a hacer reflexiones alternas en torno al tiempo y a la recurrencia de cierta narrativa histórica’.