Voces e imágenes de "Xalisco, el lugar"

Ciudad de México, sábado 13 de abril, 2019. –

--> Una obra de teatro y danza concebida y dirigida por Inés Somellera.

Inés Somellera estuvo en la Ciudad de México preparando la puesta en escena Xalisco, el lugar, el performance que se va a presentar durante el Festival Cervantino en la ciudad de Guanajuato el 11 y 12 de octubre.

Inés es una tapatía de hueso colorado quien, desde hace tiempo, decidió irse a vivir a Indonesia para radicar finalmente en Yakarta donde ha podido crear, concebir y dirigir esta obra, entre otras cosas, en donde combina el teatro con la danza, inspirada en Jalisco como ‘el lugar’ donde supongo vienen algunas voces a través del tiempo.

Todo empezó en el 2012 cuando participó en Yakarta en el festival Literature and Ideas Festival (LIFEs), donde se le ocurrió que ‘el lugar’ fuese el protagonista principal y que fuese a través de él que pudiéramos escuchar las voces y los gestos expresados a través de la danza de tal manera que las entendamos como si fuesen propias: "eso fue lo primero que se me vino a la cabeza", como dijo Inés al terminar ese festival.

¿Cuál es ese lugar que trae a escena como principal protagonista? Sin duda, el que ella ha transformado en el tiempo, como esos que a veces soñamos y escuchamos voces que no sabemos si están dentro o vienen de fuera, como ella lo percibe y lo expresa ahora con la danza y la actuación para que, en conjunto, esas sean las que pueda reconocer el público como propios.

Mountolive en el Cuarteto de Alejandría de Durrell soñaba estar de vuelta en Alejandría... “en el lugar del amado país al que la distancia y el exilio le prestaban un brillo encantado, como de tapiz... a pesar de que nos podemos engañar con el recuerdo de algo tan rico...”, y esto lo asocio con esta puesta en escena y el lugar ‘del amado país al que la distancia’...

Llena de vida, guapa como ella sola, estuvimos acordándonos cuando hacía un espectáculo al estilo de Madonna con el que se escandalizaban los socios del Country; también nos acordamos cuando actuó en la ciudad de México como María, reina de Escocia y salía en una escena como Dios la trajo al mundo (a la reina y a ella que la representaba), en una escena de la que todavía le agradece su público tal como se lo agradecieron en su momento los tapatíos que venían desde Guadalajara para ver... la obra.

Ahora Inés ha concebido y dirigido este performance basado en ‘el lugar’ donde creemos que, con el tiempo y la distancia, surgen voces que escuchamos, como la que oímos de los seres queridos cuando soñamos sin darnos cuenta que están dentro de nosotros.

Ahora Inés vive al otro lado del mundo –según se ve, es decir a veintitantas horas de vuelo–, pero ha sido allá donde ha podido explorar su arte y desplegar por completo su talento, fuerza y energía para poner en escena Xalisco, el lugar con ese ‘brillo encantado’ con el que explora su nostalgia a través de las artes escénicas.

“La base del verdadero arte no es el retrato, sino la evocación”, dice Jerzy Kosinski y ella lo cita y es su estandarte, con el que pretende evocar a través del teatro, la música, la danza y la literatura toda clase de emociones.

El lugar está enmarcado por un muro y de sus grietas surgen voces acompañadas por el movimiento sobre la ‘Xal’ del llano y no de la laguna, como ella imagina el lugar de origen de tal manera que los espectadores interioricen eso que van a ver y a escuchar, como ecos transformados por ‘la distancia y el exilio’ de Inés.

Esta obra ya se ha presentado en varias partes del mundo y ahora lo hará en Guanajuato cuando podremos ver lo que Inés ha creado en escena que estoy seguro podrá ser inolvidable, como pueden ser esas escenas con las voces que añoramos.

***
Publicado en El Informador de Guadalajara el 13.4.19.

Comentarios